Relatos solidarios: esquema-guía (1º ESO)

captura-de-pantalla-2016-10-02-a-las-19-22-13¡Hola a todos!

En la última clase os propuse un trabajo de escritura: un relato breve y original relacionado con los valores de solidaridad, libertad o justicia entre los seres humanos. Pues bien, antes de comenzar la escritura, debéis tener muy claros qué elementos narrativos conformarán vuestra historia y cómo vais a contarla. Para ello, os recomiendo que leáis el siguiente esquema y que lo llevéis a cabo de manera individual.

¡Manos a la obra!

  1. Piensa en el marco narrativo que tendrá tu relato:
  • El tiempo: ¿cuándo sucede la acción?
  • El lugar: ¿dónde se desarrolla la historia?
  • Los personajes: ¿quiénes intervienen? Descríbelos brevemente y piensa qué relación habrá entre ellos (compañeros, rivales, muy amigos…).
  1. Organiza la historia en partes:
  • Acontecimiento inicial o planteamiento (debe ser breve): Explica el lugar y el tiempo donde se desarrolla la acción así como las relaciones entre los personajes.
  • Nudo: inventa el conflicto que provoca el cambio de la situación descrita en el planteamiento y que, por tanto, influirá en los personajes y en sus relaciones entre ellos.
  • Desenlace: cuenta de qué manera se soluciona el problema y la relación o estado final de los personajes.
  1. Narrador: define cómo se narrará tu historia, esto es, si la contará uno de los protagonistas en primera persona (protagonista), o si el narrador contará los hechos en tercera persona (omnisciente).
  1. Escribe una primera versión (borrador) y corrígela tantas veces como sea necesario. Conviene que intercales la narración con pasajes descriptivos y diálogos. Aprovecha para contar cómo son los personajes, los objetos, el lugar… y utiliza el diálogo entre los personajes para darle frescura y viveza a tu texto.
  1. Piensa en un título y crea uno o varios dibujos para tu historia. Después, añádelos al relato.
  1. Pasa tu relato a limpio (a mano) teniendo en cuenta los márgenes, la letra (siempre legible) y la limpieza (sin tachones).
  1. Revisa la ortografía. Si tienes duda en la escritura de alguna palabra, búscala en el diccionario.
  1. Lee tu relato en voz alta y asegúrate de que se entiende perfectamente. Si hay algún error, corrígelo.
  1. Entrega tu versión definitiva (fecha límite: 13 de octubre)

¡Mucho ánimo!

Anuncios

Escritura creativa: cadáver exquisito (2º ESO)

hands-1345059_960_720¡En 2º de ESO hay talento! Así lo ha demostrado el alumnado en la última actividad de escritura creativa. ¿La técnica utilizada? El cadáver exquisito. Os cuento el procedimiento:

Han escogido tres libros al azar, seleccionando, también al azar, un breve fragmento o frase de cada uno de ellos. Después, la parte más difícil, pero la más divertida y creativa: han inventado un microrrelato, de temática libre, en el que debía aparecer la selección realizada previamente.

Como ejemplo del buen hacer literario de esta semana, María Moreno Córdoba, alumna de 2ºA, me ha dado su permiso para compartir su texto escrito. Espero que os guste tanto como a mí.

Gracias a todos por participar.

Anestesia al corazón

El corazón me late tan fuerte que hasta retumba en mis oídos, llega la hora.

–Es su turno señorita– dice el psicólogo clavándome la mirada con curiosidad.

–Me llamo Amanda Smith, tengo treinta y cuatro años y estoy aquí porque mis amigos pensaron que sería bueno que estuviese en un grupo de apoyo. Sufrí maltrato psicológico y físico durante dos años, hasta que decidí que no volvería a escuchar “eres una inútil” de la boca de mi marido nunca más. Al principio todo funcionaba de maravilla, pero desde que alcohol sustituyó a la sangre de su cuerpo, los te quiero a las siete de la mañana se convirtieron en golpes, y sobre todo, en insultos, tan dañinos como el dolor de una estaca en el pecho. Todo aquello era tan normal en mi vida que llegué a pensar que tenía razón, que era una inútil. Cada mañana me encontraba intentando tapar las heridas con maquillaje, pero no puedes tapar el Sol con un dedo, al igual que es imposible camuflar la realidad con un poco de base o pintalabios. Era una noche como otra cualquiera, en la que el dolor vencía a la felicidad. En ese momento decidí que no volvería a pintarme los labios con mercromina y que no quería volver a poner como excusa una caída por las escaleras, la cual nadie creería. Fue entonces cuando puse una denuncia en su contra y no volví a verlo nunca más. Ese hombre me enseñó que los monstruos ya no viven debajo de la cama, que cuando las rosas van acompañadas de espinas pierden su encanto, que a veces el amor puede ser mucho más terrible que la muerte y que hay personas que se dedican a matar sueños y a desgarrar esperanzas.

–¿Cómo has conseguido volver a ser feliz?– me pregunta el psicólogo.

–Creo que no soy la persona más cualificada de esta sala para contestar a tu pregunta– le respondo.

Ya son las seis, la terapia ha terminado, pero aun así el psicólogo insiste en hablar conmigo.

–Me gustaría hablar contigo un poco más, ya que no te conozco demasiado.

–Conoces mis sentimientos, por supuesto– digo en tono cortante.

–¿Puedo ayudarte de alguna forma?– me pregunta.

–No, a menos que sepas cómo anestesiar el corazón.

*   *   * 

Selección:

  • “El corazón me late tan fuerte que hasta retumba en mis oídos”, Need you, de Estelle Maskame. 

  • “Ya conoces mis sentimientos, por supuesto”, Crepúsculo, de Stephanie Meyer.

  • “Creo que no soy la persona más cualificada de esta sala para contestar a tu pregunta”,  Bajo la misma estrella, de John Green.